Materiales de construcción naturales y tóxicos. Guía práctica

Pensar en una casa sana, es pensar en nuestra salud. Esta reflexión tan evidente, no lo es tanto, cuando analizamos en que medio vivimos. Todas nuestras casas están pintadas con una pintura que desconocemos qué es, o en la cocina usamos el granito de la encimera sin preguntarnos de dónde viene o no pensamos que tenemos un aislamiento térmico que es tóxico y resulta que pasamos el 90% de nuestro tiempo en espacios cerrados. Los materiales de construcción más utilizados desprenden sustancias tóxicas y COV (compuestos orgánicos volátiles) que a la larga afectan a nuestra salud y que conscientemente no percibimos. Vamos a analizar una casa tipo con materiales comunes y posibles soluciones. La idea es dar una visión general sin entrar en detalles pues cada material puede ser digno de un estudio individual.

Las paredes, exteriores e interiores:  Acostumbran a tener diversas capas, algunas con un aislamiento térmico-acústico en medio. Es decir, tocho cerámico con revestimiento exterior de monocapa, lana de roca o poliuretano proyectado y tochana cerámica revestido con yeso y pintado con pintura plástica.

La foto es de una pared interior de ladrillo hueco de gran formato.

Analicemos uno por uno: ladrillo es un elemento neutro hecho de cerámica cocida por lo que no nos debe preocupar, quizás hayamos oído que puede haber algún componente radioactivo, así como en el cemento, pero no es lo habitual y no debemos generar alarma. Pensemos que en algunos puntos de la geografia española (Noreste español), el terreno es quien nos da esta radioactividad.

Revestimientos exteriores: Monocapas, son los “cementos” que recubren la pared exterior y le dan color. Su principal problema son sus aditivos para retardar absorción de agua o para plastificar sus uso, cloruros, PVC, formaldehido, resinas… todos ellos tóxicos.

La solución puede ser un revestimiento de cal, utilizado tradicionalmente y que nos impermeabiliza la fachada.

Revestimientos interiores: El yeso es el más utilizado, aunque es un buen material natural y recomendable, últimamente se ha puesto de moda el sistema de proyectado con máquina que lleva aditivos tóxicos que endurecen el yeso. Si queremos ser puristas un revestimiento de cal natural o de arcilla, puede ser una buena solución, además la arcilla absorbe posibles tóxicos del interior de la vivienda.

La pintura: Este acabado merece mención aparte, si un material puede ser peligroso es este: resinas epoxi, metales pesados como plomo, mercurio, cadmio, hidrocrburos, formaldehído, glicoles… una larga lista. Pensad que la normativa no obliga a etiquetar sustancias que estén por debajo del 10%, por lo que sus etiquetas no nos daran pista de sus posibles tóxicos.

La alternativa, pinturas ecológicas hechas con aceites vegetales y sin disolventes: PNZ, Livos, Naturhaus, Biofusta, Biofa, Ecoquimia… Aunque las mejores porque no emiten sustancias volátiles sean las de silicatos.

La madera: Material natural por excelencia, aunque sus acabados con pinturas pueden acabar con este efecto de naturalidad, tal y como se explica en la parte de pinturas. Cabe decir que las maderas de pino y las coníferas (abeto, cedro, flandes), las más utilizadas en construcción son maderas que emiten muchas sustancias volátiles y puede ocasionar molestias a personas sensibles, por lo que seria recomendable evitarlas. También hay que mencionar los famosos parquets flotantes que enla mayoria de casos llevan una capa plástica en su recubrimiento y contienen formaldehídos y disolventes tóxicos, mucho mejor un parquet natural sin encolar!. Este razonamiento debe ser aplicado, tanto a carpinterías, puertas y ventanas o incluso muebles.

Los aislamientos: Los rollos de lana de roca desprende fibras que penetran en los pulmones, las espumas de poliuretano llevan formaldehídos, los poliestirenos, el famoso porexpan lleva estireno que es un disruptor hormonal, por lo que el mejor aislamiento seria el corcho que además nos aisla acústicamente. también podemos utilizar arlita (arcilla expandida) o lana o papel, aunque no són tan comunes.

En pavimentos, la cerámica se lleva la palma, aunque como material de mayor estabilidad podemos encontrar el terrazo, con el que no se emite prácticamente ninguna sustancia tóxica y es un material muy recomendable para personas con enfermedades ambientales como síndrome químíco múltiple. De los parquets ya henos hablado que deben ser lo más natural posible.

Ventanas: Básicamente encontraremos de 3 tipos, madera, aluminio y PVC. Respecto a la madera, se ha mencionado arriba y debe ser lo más natural, evitando barnices y pinturas plásticas y primando los lasures o pinturas a poro abierto. El más estable de los tres seria el aluminio que no emite sustancias volátiles, aunque su producción, por la cantidad de energía que necesita, no es muy ecológica, aunque es una buena elección en el caso de evitar sustancias tóxicas, totalmente lo contrario con el PVC, el rey del cloro y que es altamente tóxico.

Recordad que aunque elijamos los mejores materiales, los muebles y complementos del interior también formaran parte de estos materiales tóxicos que pueden afectar a nuestra salud, por lo que los pequeños cambios son importantes.

 

 

 

 

 

6 thoughts on “Materiales de construcción naturales y tóxicos. Guía práctica

  1. Para acabado encimera de cocina de cemento con cal…hay q dar proteccion dd algun producto para no intoxicar los alimentos???

    1. Hola, La cal es un material que impide la proliferación de bacterias, aunque según como lo apliques, te puede quedar una superfície muy porosa y que desprenda algo de polvo del mismo material. Lo mejor es que le apliques un sellado, esto lo puedes hacer con un acabado de silicato potásico (hay muchas marcas, por ejemplo de Kreidezeit) o un jabón de pulir. También un acabado que queda muy chulo, es el Tadelakt, una técnica tradicional marroquí que deja la encimera brillante. saludos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.