¿Qué es una casa sana?

El concepto de casa sana abarca diferentes aspectos: Materiales, formas geométricas, contaminaciones externas, “el buen sitio”, por lo que es necesario analizar cada uno de estos puntos para construir, reformar o plantear una modificación en nuestra vivienda, lugar de trabajo o sólo en nuestra habitación.

Hablaríamos de una construcción integradora, que una los conceptos técnicos, ambientales, funcionales y psicológicos.

Desmenucemos estos conceptos:

Materiales: Las composiciones químicas de los actuales materiales de construcción, pueden evacuar al aire, elementos perjudiciales para nuestra salud, el formaldehido, el plástico, este mateiral es capaz de mantenerse en el suelo y en el agua durante más de 500 años y puede modificar también nuestro sistema hormonal debido a los aditivos tóxicos con los que se elabora.

Las formas geométricas: Podemos diferenciar la tipología de los edificios por su forma. Sin entrar dentro, podríamos diferenciar un almacén, de una iglesia o una vivienda. Esto es así porqué existen unas tipologías constructivas interiorizadas en nuestro subconsciente que nos crean una “energía” determinada. Esto era sabido por nuestros ancestros que construían basándose en ciertas “formas pitagórica”, las pirámides són un ejemplo de ello.  En resumen, todas las formas emiten lo que se llama “ondas de forma” y que transmite unas sensaciones psicológicas que nuestro inconsciente interpreta. No es lo mismo un techo en forma plana, que una buhardilla inclinada, que una “volta catalana”. Según la manera de ser de cada persona le puede transmitir confianza (techos y formas cuadradas, són formas conservadoras. La casa suele ser un sitio de reposo y refugio), o excitación (las formas triangulares, como las buhardillas nos dan sensaciones de mayor excitación). Dicen que la “volta catalana” por su forma curva, similar a la que tenemos en nuestra cabeza, es una forma natural, más adaptada al ser humano.

Este punto que parece muy evidente, se complica si se le añade un estudio de “geometría sagrada”, que aunque parezca algo religioso, no tiene nada que ver. Se refiere a cómo pensar la construcción adaptada al lugar y que enlace las fuerzas que nos vienen del sol y la luna, con las formas geométricas de la construcción.

Contaminaciones externas: Este punto, tiene una relación con los efectos que producen en nosotros los campos electromagnéticos, tanto si proceden de un elemento artificial como un móvil o un router WiFi, como si proceden de las fuerzas magnéticas existentes en la tierra.

Los estudios modernos los inició el Dr. Hartman, quien sistematizó la existencia de unas lineas en todo el planeta que crean una cuadrícula de unos 2,2m x 2,5m. Los cruces de estas son puntos con una energía que puede provocar enfermedades y alteraciones en nuestro cuerpo. Esta es la cuadrícula más famosa, pero no es la única, las líneas Curry o Peyre son otras cuadrículas que afectan a nuestro cuerpo.

Aunque las contaminaciones que más se habla en estos tiempos, son las producidas por los nuevos aparatos inhalámbricos que llevamos con nosotros. Teléfonos móviles, Wifis, radiodespertadores, afectan las ondas gamma de nuestro cerebro en los momentos de sueño e impiden un sueño profundo. Las nuevas tecnologías son cada vez más potentes y no nos damos cuenta que están bombardeando nuestro cuerpo que a la larga empezará a notar los efectos de estas ondas.

Todos estos temas hay que estudiarlos e intentar disminuir su afectación a nuestro organismo porqué mejoraremos nuestra calidad de vida y a la larga evitaremos males mayores, que pueden traducirse en enfermedades.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.